sábado, enero 13, 2007

Oeconomia

En plena cuesta de enero retomo la categoría Noster Lyceus para hablar de la asignatura de Economía del griego οἰκονομία, que significaba administración de la casa de ( οἶκος, oikos, casa, familia,y νόμος, nomos, ley). Así lo encontramos en el título del diaĺogo de Jenofonte El económico.
En la base de nuestra economía particular están las monedas, cuyo nombre procede de un epíteto con el que se calificaba a la diosa Juno(esposa de Júpiter y protectora del matrimonio) Moneta "la que avisa, la del Buen Consejo". Este se debe a que en el año 390 a C los gansos que se criaban en el templo de Juno alertaron con sus graznidos a los romanos del ataque por sorpresa de los galos (Tito Livio VII, 28, 7). En el año 269 aC se instaló cerca una ceca o Casa de Moneda.
En realidad los romanos llamaban a la moneda nummus, aunque esta palabra no ha llegado a las lenguas romances, del nummus denarius, la moneda de dies ases, que pasó a denarius deriva nuestro dinero.

Pensando en nuestra economía esperamos el fin de mes cuando recibimos la paga, un sueldo o salario. El sueldo, procede del adjetivo solidus, sólido, que se decía de las monedas de oro, solidi auro. El nummus solidus, en latín vulgar pasó a soldus y en castellano a sueldo. Los que recibían un sueldo eran en principio "los soldados", gentes de armas mantenidas a soldada.

El salario, salarium, consistía en un cantidad para la compra de sal ya que era necesaria para la conservación de los alimentos. Y la paga, pagar, dar una paga viene del latín pacare apaciguar, calmar mediante una cantidad de dinero a los inquietos soldados.

De los términos griegos monetarios no ha llegado al castellano nada más que óbolo, moneda de escaso valor, un sexto de la dracma ática, que servía para pagar al barquero Caronte la travesía por la laguna Estigia y que debía colocarse en la boca de los muertos con esa finalidad. Esta moneda resultaba apropiada para dar limosnas pues sólo nos ha llegado en expresiones como "dar tu óbolo a los necesitados". Seguramente en origen se refería a una pequeña barra de metal, aún no con forma redonda, pues daba nombre al pincho o barra en la que se insertaba la carne en el fuego. Irónicamente, los griegos llamaron a los obeliscos a los grandes obeliscos que encontraron en Egipto, utilizando un diminutivo para aludir a estos gigantescos bloques. Les llamaron algo así como "pinchitos". Para saber más sobre las monedas romanas antiguas, sigue leyendo aquí

Pero el euro, el dólar, la libra..... de dónde han llegado esos nombres y símbolos?
El euro, fue creado por el Fondo Monetario Internacional inspirándose en la letra épsilon griega a la que se añadió una barra transversal más para resaltar su estabilidad.

La libra procede de la unidad de masa romana libra, abreviada en su letra inicial
£,

El nombre del dólar estadounidense proviene del nombre del dólar español, que circuló en EE.UU. durante la guerra de la Independencia. Era una moneda de plata de ocho reales, llamada peso,que provenía de una moneda centroeuropea llamada thaler en Alemania, daler en suecia, y tolar en la Rep. Checa.

Hay varias explicaciones para el símbolo del dólar:
-de una corrupción de las letras "PS" o "Ps", de peso, en la que finalmente la P se representaría como una línea vertical. La "s" pasó gradualmente a escribirse sobre la "P", desarrollando un equivalente próximo a "$".
-Otra teoría afirma que las dos barras verticales representan las columnas de Hércules que porta el escudo de España y que aparecía en las monedas coloniales acuñadas en la Ceca de México, los reales de a 8 llamados columnarios. Las barras verticales serían las columnas y la S sería la banda con la leyenda "Plus Ultra" que las envolvía. Es decir que el propio Hércules ha tenido que ver en el símbolo del dólar!!

¿Veis? miremos donde miremos encontramos huellas clásicas latinas y griegas.

Curate ut valeatis!

5 comentarios:

Charo Marco dijo...

Muy interesante el artículo, se lo recomendaré a mis chic@s.

Feliciter!!

Osculum

Ana dijo...

Siempre ilustrándonos, ¡qué bien!

Amparo dijo...

Muchas gracias Charo y Ana, ¡sois mis lectoras y comentaristas incondicionales!.
Besos

Virginia dijo...

muy acertado hablar ahora de dinero cuando ya ni recordamos nuestra paga extra de diciembre!

virginia

Amparo dijo...

Pues sí, Virginia, sí que está la cosa difícil!!
Saludos