domingo, enero 28, 2007

«Digitus tertius inpudicus»

En el capitulum VIII del libro Lingua Latina Medo pone el anillo a Lydia in digito medio et in digito quarto y como somos tan curiosas nos preguntamos y ¿qué nombres darían a los dedos y por qué? Pues he encontrado esta pequeña cancioncita de Anna Elissa Radke para enseñar a los más pequeños los nombres de los dedos en la revista Melissa Latina del Circulus Latinus Bruxellensis

Lyram pulso pollice,
gusto cibos indice,
medius est maximus,
medioque proximus
medicus pænultimus,

ecce nanus minimus !

Toco la lira con el pulgar, pruebo la comida con el índice, el medio es el más grande, y junto al dedo medio, el dedo médico el penúltimo, y he aquí el enano pequeñísimo!

  • Dedo índice, digitus index, según San Isidoro (op cit) es Secundus index et salutaris seu demonstratorius, quia omne fere salutamus vel ostendimus.
  • Dedo medio o corazón era digitus medius, semmus, infamis aut impudicus. San Isidoro nos dice: Tertius inpudicus, quod plerumque per eum probri insectatio exprimitur, es decir que era el usado para insultar. También en Marcial VI 70 Ostendit digitum, sed impudicum, Alconti Dasioque Symmachoque."Muestra el dedo con gesto obsceno a Alcón, a Dasio y a Símmaco. Así pues el gesto obsceno de levantar el dedo corazón era ya conocido y usado por griegos y romanos. En España se llama hacer la peseta, hacer la peineta
  • El dedo anular Quartus anularis, eo quod in ipso anulus geritur. Idem et medicinalis, quod eo trita collyria a medicis colliguntur. (op.cit) Es decir anular, porque era el dedo en el que se ponían los anillos y medicinal porque con él los médicos mezclaban los ungüentos. Aulus Gellius en Noctes Atticae X, 10 nos explica que en este dedo se ponía el anillo del matrimonio porque"hay un nervio muy fino que parte del anular y llega al corazón. Hemos creído conveniente conceder a este dedo el honor de llevar el anillo, preferentemente sobre los demás , por la estrecha conexión del del lazo que lo une al órgano principal"
  • Y el dedo meñique, digitus minimus aut auricularis, según San Isidoro Quintus auricularis, pro eo quod eo aurem scalpimus, porque con él nos rascamos la oreja.

2 comentarios:

Charo Marco dijo...

Enhorabuena por el artículo, es muy curioso e interesante.
Felicidades.

Amparo dijo...

Gracias Charo. Es evidente que no hemos inventado nada ¿verdad? ni para insultar somos creativos.
Saludos