viernes, enero 26, 2007

Cave canem

El dibujo que ilustra nuestro libro de Latín I es la reproducción del mosaico del vestíbulo de la casa del poeta trágico de Pompeya. En él vemos un perro atado a una cadena y la expresión CAVE CANEM. Además de los mosaicos encontrados con esta temática hay otras fuentes literarias que nos describen una representación de un fiero perro en la entrada a una casa. Así Petronio en su Satyricon, XXIX en la decripción del vestíbulo de la casa de Trimalción dice En efecto a la izquierda según se entraba, no lejos de la garita del portero, un perro gigantesco sujeto con una cadena, estaba pintado en la pared, y encima escrito en capitales. "CUIDADO CON EL PERRO".
Quizá sea esta una herencia griega pues también encontramos en el canto VII de la Odisea de Homero al describir la entrada al palacio de Alcínoo A uno y otro lado de la puerta había perros de oro y plata que había esculpido Hefesto con la habilidad de su mente para custodiar la morada del magnánimo Alcínoo perros que son inmortales y no envejecen nunca.

Todos los días vamos con el libro de latín arriba y abajo así que este perro se ha convertido de perro guardían en perro de compañía. Imaginad mi sorpresa cuando me encuentro esta persiana metálica de una tienda que ha resultado ser una peluquería canina llamada también CAVE CANEM. Es evidente el referente clásico ¿verdad?

2 comentarios:

Charo Marco dijo...

Amparo, ¡eres la mejor!, encuentras cosas increíbles. Ya nos dirás dónde se está ubicada esta preciosidad de persiana.

Gracias por enseñarnos cosas tan interesantes.

Besos

Amparo dijo...

Es sorprendente ¿verdad? está hecha como un graffiti que imita el mosaico con puntos de colores como si fueran las teselas. Es la actualización de un clásico. Está en la calle Pintor Zariñena, pero no la había visto porque tiene que estar bajada la persiana y suelo pasar a otras horas. Me alegro de que te guste