lunes, octubre 23, 2006

Habesne curiositatem?. Haec quaestio est!

Este artículo empieza con una pregunta directa ¿tienes curiosidad? ¿tienes deseo de saber?, con el cual me gustaría inaugurar una serie dedicada a detalles vinculados con el latín o el griego pero tan cotidianos que no nos llaman la atención.
Por ejemplo, ¿de dónde viene que toda pregunta (quaestio) vaya enmarcada en castellano por los signos de interrogación ¿? ?. Como vemos aquí ....del latín. El signo de interrogación ?, procede de la abreviatura de QUAESTIO, que se escribía QO y pasó a ser escrita como un dígrafo con la q arriba y la o debajo que evolucionó hasta llegar al signo ?.
Y para el signo de la exclamación ¡! he encontrado esta explicación, procede de la interjección de alegría IO, que llegaría a ser un dígrafo con la I sobre la o dando el signo !.
La razón de su uso debió ser marcar la pregunta o la exclamación para hacer una entonación correcta en la lectura.
Parece ser que no era preceptivo ponerlos al principio y al final, pero en la Orthographia española de la Real Academia de 1741, se especifica la obligatoriedad de ponerlos, pero no se distingue entre ¿?, ¡!, sino solamente ?,!. Es en la segunda edición de la Ortografia de la RAE de 1754 donde se marca el inicio de la pregunta o exclamación con el mismo signo pero invertido ¿. Y finalmente en la edición de 1999 (pág. 10) sigue vigente la disposición de mantener señalada la pregunta entre los dos signos de interrogación.
La influencia del inglés, y por otro lado del lenguaje de uso en los chats o en los mensajes de móviles hace que por ganar rapidez se omita muchas veces el primero de los signos, sin darnos cuenta de la falta de ortografía que cometemos. ¿Nos acordaremos? ...¡Por supuesto que sí!







4 comentarios:

Ana dijo...

Acabo de ver el cambio de nombre. Seguro que vuestra llama será eterna.

Amparo dijo...

Siempre tienes una palabra amable, gracias Ana por tus buenos deseos.
Ya quedaremos para celebrar el dies lustricus del blog ¿eh?

Anónimo dijo...

Enhorabuena por la sección, es interesantísima.
Feliciter!

Ana dijo...

Un apunte. Leí en alguna parte que el origen de los signos de interrogación se encontraba en ζ, inicial de la palabra ζήτησις, "pregunta" en griego. Buscaré la referencia para mandártela.
En caulquier caso, no hay duda que el origen es clásico. :-)