jueves, octubre 19, 2006

Armilustrium

El 19 de octubre, ante diem quartum decimum Kalendas Novembres, se celebra la última de las ceremonias que cierran el año guerrero en Roma, el Armilustrium, que consiste en la purificación de las armas. Etimológicamente está formado por el sustantivo arma, armas, y el verbo lustro, purificar, que perdura en nuestra lengua en las formas lustrar, lustre, o lustro.

Los ciudadanos con sus armas acudían a un lugar llamado también Armilustrium en el monte Aventino donde se hacían los sacrificios de purificación.

Participaban los sacerdotes Salios, colegio sacerdotal creado por Numa Pompilio para la custodia de los ancilia, escudos sagrados (Plutarco Vidas paralelas, XIII). En la procesión que realizaban por la ciudad se detenían en lugares consagrados para ejecutar su danza que tenia un ritmo de tres tiempos (tripudium), saltaban y golpeaban con un bastón corto o daga los escudos y a la vez entonaban un himno el Carmen Saliare, de lenguaje tan arcaico y oscuro que ya en su tiempo era ininteligible para los mismos Salios. Esta procesión la hacían en marzo (ancilia movere) y en octubre (ancilia condere) por lo que sus ritos tenían el significado de abrir y cerrar la estación guerrera.