lunes, diciembre 18, 2006

Ceres, Flora y Europa en Valencia

Domingo por la mañana, salgo de casa para dar un buen paseo mitológico. Tengo localizados tres objetivos: Ceres, Flora y Europa.

Primera parada en las alamedas de Serranos, Ceres. Sé de esta estatua de mármol de la diosa Ceres que es de autor anónimo y está datada en el siglo XVII. Así está descrita en el libro La escultura pública en Valencia de Elena De las Heras Esteban:
"Pequeña estatua de la diosa bienhechora, ataviada con amplia túnica y con una bolsa en el costado, porta en su mano izquierda una hogaza de pan, resultado de la siembra, crecimiento y cosecha del trigo, y a sus espladas, sobrepasando la altura de su cabeza, una canastilla, elemento sagrado que utilizaban las jóvenes virgenes que participaban en el Misterio de Eleusis las fiestas de culto a la diosa en la antigua Grecia".
Vivo cerca de los jardines de Serranos y he pasado por delante de esta estatua miles de veces. Nunca la ví. Está claro que no miramos nuestra ciudad con los ojos del turista ávido de verlo todo. Vamos corriendo al trabajo, a casa, a comprar,... La he descubierto al leer sobre ella y he decidido buscarla pero... está destrozada.

Segunda parada: Flora. Pues por lo menos está, pensé porque cuando he querido buscar la de Flora en la Alameda..... me he encontrado con un pedestal vacío ¿?. Con bastante amargura quiero pensar que la están restaurando y que volverá a lucir en su lugar. Es una estatua de mármol de Carrara hecha por José Piquer Duart (1806-1871) inspirándose "en una de las numerosas copias ejecutadas en el siglo XVIII de la Flora Farnese, hermosa y colosal estatua de la antiguedad clásica...en una realizada por Rysbrack ....que se conserva en el Victoria and Albert Museum" (op. cit)

Y por último tercera parada: Europa, la escultura de bronce del Rapto de Europa, de 1978 de Francisco Marco Díaz-Pintado, la cual se encuentra aunque con algunas pintadas en la Plaza Pedagogo Pestalozzi.

"Europa ataviada con un simple velo que deja el torso al descubierto, esparciendo una guirlanda de flores y recostada en las espaldas de un toro que surca las aguas creando olas de las que emerge la figura de una sirena. Versión idealizada al estilo del renacimiento, decorativa a la manera diocechesca, y de fábula a la manera romántica, con unas formas propias de la escultura contemporánea en la época, concisa en las lineas y de composición clásica" (op. cit)

Así que vuelvo a casa un poco triste tras el paseo mitológico. De tres obras de arte, encuentro dos y deterioradas (o rota o con pintadas).

Pésimo balance!

Si queréis ver más fotos de Valencia mitológica, las voy colocando aquí.

1 comentario:

Flauta de Pan dijo...

Salve, cara amica!
No estés triste, ni pienses que el balance es pésimo o negativo. Creo que lo sería si, viendo las esculturas, no hubieras escrito este post. Ahora, nos haces partícipe de tu realidad, una REALIDAD que debemos conocer, visitar y conservar si es posible (como tú has hecho con este artículo). Y eso es gracias a tí. Creo que trabajos como el tuyo son un camino para la conservación de estas piezas: las conocemos, las fotografiamos, las damos a conocer... y las hacemos nuestras, de todos. Así es más difícil que desaparezcan.

Lástima que exista, no obstante, personas que no vean esta Realidad. Pero, no debemos desesperar. Tal vez, algún día...

Cura ut valeas!