jueves, marzo 06, 2008

Lyceum

Está previsto que el próximo curso nos mudemos a un nuevo edificio cuyas obras parecen bastante adelantadas. Este hecho marca una nueva etapa en la historia de nuestro instituto y por ese motivo queremos echar la mirada hacia atrás y recordar desde el principio aquellos hechos más relevantes.

Debemos remontarnos al curso 1959-60, años en los que el pedagogo Ricardo Marín y el alcalde Vicente Verduch promovieron el establecimiento de un centro educativo, que se llamó Academia y cuyos primeros profesores fueron Adela Escobedo, Olga Vidal, Leonardo Casadó y José Aguilar.

En el año 1964 se trasformó en Colegio Libre Adoptado mediante un Decreto Ley de 23 de diciembre y se instaló a la entrada del lugarico viejo en un local de la calle Cenia nº 12, que antes fué Beneficiencia y después sede de la Central Telefónica. Este logro fue posible gracias a la implicación de algunos de los padres de alumnos que avalaron el préstamo solicitado a la Caja Rural.

Y ya en el año 1969-70 el centro se trasladó al edificio de la carretera de Liria y en el curso 1975-76 pasó a ser Colegio Homologado de Bachillerato José María Haro. Entonces era un centro educativo dependiente del ayuntamiento de Cheste y del Ministerio de Educación y Ciencia, pero a partir de octubre del año 1988 pasó a ser Extensión de Bachillerato del Instituto de Buñol y quedar bajo el ámbito de la Conselleria de Educación y de titularidad pública. Y finalmente el año 1999 se convirtió en el IES nº 3 de Cheste.

Este edificio ha acogido nuestro centro durante treinta y nueve años, y al mudarnos al nuevo queremos despedirnos de él manifestando las vivencias y recuerdos de profesores, alumnos y padres que han estado aquí y para ello vamos a preparar una exposición de fotografías y documentos del instituto. Así pues, confiamos en vosotros para rememorar todos esos años, esos compañeros, amigos enviando las fotografías para la exposición.

Y como muestra, ahí va esta de junio de 1993 en la secretaría.

¿Nos reconocéis?

2 comentarios:

Charo Marco dijo...

Amparo, una idea preciosa.
Ya nos mostrarás cóm queda la exposición.
Besos

Amparo dijo...

Hemos pasado tantos años en estas paredes que tenemos sentimientos enfrentados, tristeza por dejarlo y la alegría por ir a un edificio más adecuado.
Creo que la exposición quedará estupenda pues ya estamos recogiendo verdaderos testimonios gráficos...