jueves, octubre 18, 2007

Existimationes Linguae latinae II. La espada de Damocles

El texto que me entregasteis el lunes 15 de octubre es la espada de Damocles. El autor que nos ha transmitido esta historia ha sido Cicerón en Tusculanae Disputationes V,61-62.
Narra, como más o menos habéis entendido, la historia de un tal Damocles que envidiaba la vida del tirano de Siracura Dionisio II del siglo IV a C. Pensaba que Dionisio era realmente afortunado al disponer de tan gran poder y riqueza. Dionisio, le ofreció vivir su vida para que disfrutara de su suerte. Se celebró un banquete y Damocles fue agasajado como un verdadero rey pero...al final de la comida miró hacia arriba y descubrió una afilada espada que colgaba atada por un único pelo de crin de caballo directamente sobre su cabeza. Repentinamente le desaparecieron completamente las ganas de los apetitosos manjares y lujos, y pidió al tirano abandonar su puesto, diciendo que ya no era feliz. La espada de Damocles es una frase acuñada en alusión a este leyenda para ejemplificar la inseguridad de los que ostentan un gran poder, pues no sólo pueden perderlo de golpe, sino todo lo demás, incluida la vida y hace referencia a un peligro inminente o una amenaza que nos impide vivir con tranquilidad.

Pero vamos a lo que os interesa más ahora...

Las calificaciones del ejercicio de traducción son:

Atenea 6
Afrodita 7
Baco 4'75

Valete!!

2 comentarios:

Atenea dijo...

Amparo vas a poner las notas del examen de griego que hicimos ayer?1besito¡¡

Amparo dijo...

Termino de ponerlas, Atenea. Disfrutad del día de San Lucas!