sábado, septiembre 22, 2007

Isla de Citerea y jardín de Polífilo

La isla de Citerea es uno de los presuntos lugares de nacimiento de la diosa Afrodita que constituyó un importante centro de culto a la diosa. Es una isla del mar Jónico que aparece evocada en unos jardines valencianos. Junto al Palacio de Congresos de Valencia se encuentra el Jardín de Polífilo, diseñado por Citerea SL, (Carmen Añón, paisajista, y Jonathan Maher, escultor y arquitecto) que recrea el libro Hypnerotomachia Poliphili, el Sueño de Polífilo (Venecia, 1499) atribuido a Francesco Colonna del que no se sabe nada, ni tampoco se conoce realmente el significado último de su obra. Gran parte de su dificultad viene de la complejidad del lenguaje, tan oscuro y polisémico como las ilustraciones de este libro.

Polífilo (el que ama muchas cosas) es un enamorado de Polia (muchas cosas)que se duerme a la sombra de una encina y comienza a soñar.... en su sueño debe elegir entre varias puertas:

-una primera puerta que corresponde a la vida contemplativa, la del ermitaño. Es el camino de la Gloria de Dios.

-Una segunda que es la de la vida activa, la del militar. Es el camino de la Gloria del Mundo.

-y la tercera y última puerta es la de la vida voluptuosa, la del Amor y la del Arte. Puerta de la Madre del Amor.

Polífilo elige esta última y por ella, señalada con la inscripción Mater Amoris, accedemos también nosotros a la plaza de las puertas del Destino y de ahí a la Plaza de los Sentidos, (con las leyendas, a los cuatro lados de su fuente, de Auditus, Odoratus, Visus y Tactus) y continuando el paseo llegamos a la isla de Citerea rodeada por el estanque de los Naranjos. De esta laguna cuadrada parten serpenteantes caminos que nos conducen a la plaza de los Cipreses, el guardián de los huertos, y la Montaña Sagrada, en su cumbre está plantada una encina, especie bajo que se durmió Polífilo y que simbólicamente fue el primer árbol plantado en el jardín el 26 de noviembre de 1998.

Se trata de un singular jardín valenciano donde encontramos belleza en el paisaje, sensibilidad y cultura. Si quereis ver más fotos, mirad aquí.

Y si como a mí os gusta pasear y descubrir sitios interesantes, os recomiendo que leaís el nuevo blog de Virginia, Filis y las Nueve Rutas.


9 comentarios:

Ana dijo...

¡Qué bien! Me encanta que nos descubras esos lugares y veamos que la cultura clásica está mucho más cerca de lo que pensamos. No conocía este jardín pero ya me lo apunto para una próxima visita a Valencia.

Amparo dijo...

También fue un descubrimiento este verano para mí. Me encantó el jardín pero sobre todo porque al recrear una narración parece dotado de una vida especial, además con la isla de Citerea....tiene también alma clásica!

Charo Marco dijo...

Amparo, felicidades por el artículo. No conocía este jardín, es una visita pendiente para una próxima salida.

Gracias por tus itinera.

Besos

Amparo dijo...

Es un jardín poco conocido, porque está en una zona relativamente nueva, pero es muy tranquilo y agradable. Ya iremos

Isabel Romana dijo...

También yo tengo pendiente la visita a ese jardín. Suena de maravilla. Que tengas buen inicio de curso. Besos.

Amparo dijo...

Gracias por tus palabras, Isabel.
Besos

Virginia dijo...

Qué bonito descubrimiento Amparo!
Gracias, ya tenemos otro sitio para visitar y darle a la imaginación!
Me lo apunto!

Un beso.

Amparo dijo...

Le propondremos a nuestro divino Juanvi un iter classicum por los jardines de Valencia ¿no?

Anónimo dijo...

este jardin tan original, tranquilo,y a la vez encantador, lo veo todos los dias desde mi csa,y paseo por el, no os lo perdais.