domingo, febrero 18, 2007

El vellocino de oro y los continentes

Al pasear frente al edificio de Correos en la plaza del Ayuntamiento, siempre me asaltaba el pensamiento de qué querían simbolizar las figuras que en él hay. Pensaba que eran alusiones mitológicas, pero no lo son o al menos no directamente. Con motivo de la restauración del edificio se hizo este artículo que os enlazo aquí. y que os comento ahora. Las grandes esculturas son alegorías de los continentes. Encontramos representaciones de los continentes en el edificio de Correos y Telégrafos, y también en los jardines de Parcent y en los jardines de Monforte.

El edificio de Correos y Telégrafos, está lleno de símbolos que hacen referencia al correo y telégrafo como son las cartas lacradas con alas y los rayos, respectivamente. En el tímpano central hay un grupo escultórico que representa a los cinco continentes, que simboliza la comunicación internacional, así como las siete bolas del mundo que aparecen en el perímetro superior de la fachada. A cada lado del reloj vemos sendos tríos de figuras aladas con cartas, rayos y teléfonos, el grupo de la derecha sobre un navío y el de la izquierda sobre una locomotora, aludiendo a la comunicación por mar y por tierra. En el escudo de España que figura bajo el reloj puede verse como adorno externo el collar de la Orden del Toisón de Oro, (toisón, del francés toison, vellón) en el que figura el vellocino de oro. La elección de este símbolo pareció muy pagana para una Orden cuyo principal objetivo era proteger a la Iglesia así que pronto el obispo Guillermo de Filastre encontró hasta seis toisones: el de Jasón, el de Gedeon, el de Jacob, el de Job, el de Mesa y el de David, correspondiendo cada uno a una virtud que debe poseer todo caballero cristiano. Estableciendo un paralelismo entre la búsqueda heroica del personaje mitológico para encontrar el vellocino, con el combate del caballero cristiano para llegar a Jesucristo.

Más representaciones de los continentes tenemos en estos lugares:

Jardines de Parcent entre la calle Santa Teresa y la calle Don Juan de Vilarrasa hay un jardín donde antiguamente estuvo el palacio de los condes de Parcent, derruido em 1966. En él encontramos cuatro esculturas de mármol de autor anónimo del siglo XIX.



Europa lleva corona sobre su cabeza, con porte elegante, lleva una túnica que sujeta con el brazo izquierdo, el cabello le cae por detrás en forma de lazo, y apoya su mano en la cabeza de un caballo.




Asia figura ataviada con traje lujosamente ornamentado, cuyo corpiño deja el pecho al descubierto, y con la cabeza cubierta por un turbante con pluma al frente; tiene el brazo derecho levantado y un incensario en la mano, como símbolo de los aromas y especias que abundan en sus tierras, y coge con su mano izquierda la cabeza de un dragón o lagarto.





África lleva por cimera una cabeza de elefante, lleva túnica y en su mano derecha un cesto con frutos. A sus pies figura un león.






América tiene los cabellos ensortijados, porta penacho y faldellín de plumas, sandalias, una piel de león al hombro, y carcaj y arco. A sus pies figura un lagarto.


Estas cuatro esculturas de los continentes son exactamente idénticas a las que figuran en el Jardín de Monforte.
Todas las imágenes las coloco en esta galería de imágenes de Valencia mitológica y más.
Pronto iniciaremos paseos clásicos en Cheste y explicaremos los referentes clásicos que encontremos.


Curate ut valeatis!